Conoce Todos Santos

Rústicas calles e inmuebles, huertas familiares, sabores de mar y tierra norteños, arte por doquier y la fuerza del oleaje del Océano Pacífico hacen de este punto sudcaliforniano un imán atrayente para los que quieren hacer de la libertad y el buen vivir su motivo de viaje.

Para Contemplar

Misión de Todos los Santos, construida en 1733 y la cual recibió varios nombres desde su fundación.

La plaza rodeada de casonas porfirianas. Algunas calles son de arena y arcilla y mientras caminas, podrás percibir el aroma y la frescura de sus jardines y de las huertas familiares.

No te saltes la calle Benito Juárez, donde está el mítico Hotel California, donde se dice se inspiró el autor de la canción que popularizó el grupo country-rock estadounidense The Eagles.

Para Disfrutar

Es la capital del surf en el lado sudcaliforniano. El Boom comenzó desde los años setenta, cuando jóvenes de Estados Unidos pasaron la voz que era un destino ideal para montar olas. Es así como la oferta turística fue creciendo, por lo que ahora es posible tomar clases de este deporte en casi todos los hoteles. Llevea o compra tu tabla o réntala ahí. Los instructores y todos en el pueblo son verdaderamente amables. La mayoría de las playas como La Poza, Batequitos, San Pedrito, Cerritos, Punta Lobos y Los Esteros tienen olas fuertes, y son spots favoritos para surfistas profesionales y aficionados. Si quieres disfrutar las olas que son espectaculares al amanecer, no tienes que regresar al pueblo, ya que en Cerritos por ejemplo hay hoteles o campamentos de playa.

Para Comer

Destacan todos los platillos con productos marinos, los ates de mango y guayaba, las mermeladas de tomate y papaya, pero tus preferidas serán las coyotas. Para desayunar ve a Chilakos (Benito Juárez) para probar la clásica machaca con frijoles y las empanadas de carne con aceitunas. Caffe Todos Santos (en el centro) es la clásica casa rústica con decoración alegre y muy confortable; su café y pan dulce son las estrellas del lugar. Michael´s At The Gallery, también en el centro, es un lugar un poco más sofisticado donde se fusionan los sabores asiáticos con los mexicanos y donde encontrarás una gran cantidad de vinos californianos mexicanos. En el Km 69, muy cerca de Punta Pescadero, hallarás Art & Beer, donde la especialidad son las tostadas de maricos y las cervezas; estarás rodeado de un original jardín, esculturas y pinturas muy interesantes.

Para Comprar

Lo tradicional aquí es el manejo del barro, palo de arco o raíz de palmera para hacer todo tipo de figuras y utensilios. No pueden faltar los textiles y joyería que a los turistas les encantan. Y en cuanto al arte, para sus habitantes es una forma de vida. En Galería de Gabo o en la de la artista Nanette Hayles puedes comprar esculturas de todos los tamaños. Emporio Hotel California e una tienda-galería con todo tipo de cosas vintage y arte.