Conoce Consalá

Cosalá, Sierra de la Plata, un lugar privilegiado por su ubicación geográfica que le hace contar con diversas cascadas, aguas termales y arroyos, su clima, su naturaleza, su historia llena de mitos y sus costumbres que lo distinguen de cualquier pueblo mexicano. Una de las actividades  que no encontraremos en ninguna población, es “la noche de las velas” el día 11 de diciembre en el que las luces públicas se apagan y se iluminan las calles con velas a la orilla de la banqueta para esperar el paso de la Virgen de Guadalupe, sobre todo la amabilidad y hospitalidad, sin duda las peculiaridades más sobresalientes de su gente.

En la prehistoria el territorio fue habitado por las tribus Acaxees, Xiximes y Sabaibo, de acuerdo con sus costumbres habitaban en las orillas de los ríos y algunos en las faldas de la sierra. En 1531, Nuño Beltrán de Guzmán fue el primer español que llega a estas tierras. El fundador de la Villa de Cosalá, fue el minero Amador López, el 13 de marzo de 1562.

Gracias a la fuerte tradición de las moliendas de caña sus productos como miel, piloncillo y alfeñique son abundantes en la región. Pero también hay otras delicias para endulzarse el paladar como es la “Conserva” de papaya, mango, calabaza, limón, camote, o el dulce de leche. Otros platillos típicos son los tamales, pan, empanadas, jamoncillos, gaznates, machaca, queso, chorizo y el pollo de la “güera” o pollo a la plaza, además de diversos guisos típicos que dejarán satisfecho a paladares exigentes.

Los productos artesanales de Cosalá tienen un gran reconocimiento, por su perfeccionamiento en la talabartería. Los artesanos, principalmente de la comunidad vecina de El Rodeo, ofrecen gran cantidad de artículos de piel y cuero como sillas de montar, cinturones piteados y huaraches. Otro producto explotado es la fibra del ixtle, de la que se elaboran bolsas, morrales y hamacas, de igual forma, se elaboran ollas, platos, tazas de barro y muebles de madera.

Te sugerimos conocer el Pueblo de San José de las Bocas, que cuenta con aguas termales con propiedades curativas y relajantes, en un entorno natural, recomendándote visitarlas en temporada de octubre a febrero. Te recomendamos conocer “el trapiche” la molienda de la caña, en la comunidad de las Higueras de Padilla, en Calafato y en Palo verde, esta es una dulce actividad tradicional donde se elaboran los piloncillos, las melcochas, los alfeñiques, la miel de caña, en la temporada de marzo y abril.

Recorrer el centro histórico de Cosalá, te hará adentrarte en nuestra historia, admirar cada uno de sus monumentos históricos: La Iglesia de Santa Úrsula, la Capilla de Guadalupe, El Museo de Minería, el monumento al Trovador del Campo; Luis Pérez Meza, La Plaza de los Gobernadores, el edificio de la Prefectura, entre otros, disfrutando de una caminata por sus coloniales callejones en un clima agradable y seguro para quienes nos visitan.

Presenciar el espectáculo cultural de “Noches de Leyenda” lleno de música y danzas autóctonas, leyendas y misterio. Cosalá es ruta del Jaguar, por lo que con la Danza de Bramadores que se presenta en este espectáculo, se hace un llamado a la conciencia de proteger la vida del jaguar.

Deleitar tu paladar con un rico dulce típico de Cosalá: la conserva, que se elabora a 5 kms. de la cabecera municipal, en la Comunidad del Rodeo, donde además de conocer el proceso de elaboración, podrás saborear conservas de limón, calabaza, camote, mango y ciruela.

Cosalá es un sitio tranquilo y seguro, te recomendamos traer a la mano tu cámara fotográfica para que hagas buenas fotografías ya que nuestro paisaje te lo permitirá, usa ropa cómoda y tenis para caminar confortable.

Desde la Ciudad de Culiacán rumbo al sur a 102 km e encuentra el entronque para entrar al camino hacia Cosalá el cual consta de 54 km. De igual forma de la ciudad de Mazatlán hacia el norte recorriendo una distancia de 104 km se encuentra el entronque, se gira a la derecha para tomar el camino de 54 km que lo llevará a Cosalá.